(RECORD) Aerosmith - Toys In The Attic (1975)


Ahora o nunca, esa era la premisa de Aerosmith a la hora de entrar a grabar su tercer disco, el cual tenía que hacer despegar la carrera del grupo o de lo contrario se estrellarían rompiéndose en mil pedazos. La enorme presión proveniente desde Columbia Records, cuyo presidente Clive Davis sentía más debilidad por artistas cómo Barbara Streisand que por el sucio sonido de los de Boston, asfixiaba al grupo, el cual se veía ya envuelto dentro de una enorme espiral de drogas y excesos. Sin embargo, con este tercer trabajo, Aerosmith consiguió despegar sus alas y convertirse en el mayor exponente del rock americano de la década de los setenta, sentando los cánones del sonido hard rock para los grupos que vendrían detrás. Es una realidad, ninguno de sus contemporáneos había conseguido hasta la fecha un mejor sonido que los Aerosmith de Toys, este tercer trabajo de los chicos malos de Boston se convirtió por derecho propio en un clásico desde el mismo día de su publicación. 


Hasta la fecha el grupo había mirado de lejos las puertas del éxito, a pesar de los insistentes intentos de la compañía por lanzar la carrera de Aerosmith a través del sencillo Dream On, el cual fue lanzado cómo single hasta en cuatro ocasiones. A semejanza de Kiss, el grupo se convierte en un esclavo de la carretera labrándose una enorme reputación de directo, sobretodo en la costa este americana, aunque no dejan de quitarse el cartel de banda telonera. Abrieron para infinidad de grupos de la época: REO Speedwagon, Argent, Suzi Quatro, Mott The Hopple, o New York Dolls, de quienes mantuvieron una enorme amistad gracias en parte a la alta adicción de ambos grupos a las drogas, hasta que Steven Tyler le robó la novia a su cantante, David Johansen. En el único lugar donde eran capaces de ser cabeza de cartel, era en su ciudad natal, Boston, donde llegaron a llenar el Orpheum con capacidad para 2500 personas, con Blue Oyster Cult de teloneros. "Tuvimos una enorme vida en la carretera, recuerdo estar en el cine viendo This Is Spinal Tap y le gente decía que era imposible todas esas historias tan cómicas, pero realmente cada una de ellas nos había pasado a nosotros", relata Brad Whitford.

El grupo había lanzado su disco homónimo en 1973 y un segundo, primero con Jack Douglas cómo productor, en 1974, aunque ambos fallaron estrepitosamente a nivel comercial. "Con los dos primeros discos no tuvimos ningún tipo de repercusión, con Get Your Wings no pasó absolutamente nada, solo Same old Song And Dance y Train Kept A Rollin tuvieron algo de rotación en la radio. Dream On fue lanzada tres o cuatros veces, incluso se hizo una versión añadiendo orquesta, la cual detestaba Steven por que veía cómo que habían violado su obra, pero nada, fue gracias a Toys cuando Dream On arrasó." - recuerda el batería Joey Kramer.



Para la grabación de Toys, el grupo alquila una casa perdida en Massachussets, dónde la insolación del lugar les permitió concentrarse plenamente en la creación. La creatividad del grupo parte básicamente con la banda tocando sin parar mientras Jack les corregía. Con el productor encontraron a su sexto miembro, fue su George Martin, les fue perfecto para su sensibilidad musical, mientras ellos tocaban los instrumentos, él hacía magia detrás de los controles. "El encontraba un sonido increíble, siempre estaba experimentando con sonidos y le tenías que hacer caso" comentaba Joey sobre Douglas.

Tras el trabajo de pre producción en la casa, el grupo se traslada a la Gran Manzana para seguir el trabajo en los célebres estudios Record Plant, pero de Massachussets ya traían bastante trabajo hecho, cómo la canción que daría título al plástico y que serviría de introducción. Fue Joe Perry el encargado de escribir la música según relata en su autobiogafía Rocks: "Estábamos un día Jack, Steven y yo en la casa y estábamos planificando la agenda de trabajo del día siguiente, Jack no paraba de decir que necesitábamos una canción muy rockera, cogí mi Les Paul del 55 que me había regalado mi amigo Johnny Thunders y sin pensar saqué el riff de Toys In The Attic." 

En Toys In The Attic se nota una sensible mejora a la hora de escribir canciones, y se palpa un objetivo claro hasta encontrar la perfecta unión de la actitud Stones con la orientación de guitarra Zeppeliana. El trabajo de guitarras por parte de Joey Perry y Brad Whitford es altamente exquisito, sonando más juntas que nunca, una buena muestra del buen resultado se encuentra en No More No More, uno de los mejores solos jamás registrados por Perry. Según Brad Whitford, la canción salió de manera muy espontanea: "Recuerdo estar probando cosas nuevas, estábamos bromeando con el tunning sobre el riff principal, Steven empezó de buenas a gritar no more no more y Joe lo remató con, para mi gusto, su mejor solo que haya grabado nunca." La canción es un blues rock que va cogiendo velocidad progresivamente con un estribillo muy marcado, en ella Steven habla en primera persona de la todo lo que conlleva la vida en la carretera, la soledad, los hoteles, el aburrimiento, etc.




El trabajo musical fue enorme pero a nivel lírico Steven Tyler da un paso adelante, no solo se centra un los temas más cotidianos del rocknroll sino que se atreve a con preocupaciones sociales, cómo es el caso en Uncle Salty: "es una letra muy profunda, en esa época a nadie le importaba la letra, solo que rimara y quedara bien. Sin embargo aquí quise hablar de un tema tabú en esos tiempos, el abuso infantil que estaba ocurriendo en los orfanatos, Uncle Salty es un viejo profesor que está muy cerca de los niños y abusa de ellos. Cuando digo it's a sunny day outside my window relato la tristeza de ese niño triste y llorando mientras fuera hay luz y alegría."  El tema nace de una linea de bajo muy melódica por parte de Tom, creando una tonalidad bluesy y cruda, basándose en la suave y delicada melodía rompiendo con la velocidad de ToysLa crítica al abuso infantil se volvería a repetir años más tarde en el éxito Janies Got A Gun.

El tándem Hamilton / Tyler volverían a repetir con Sweet Emotion, primer sencillo extraído del disco y primer éxito del grupo, alcanzando el número 36 del Billboard. "Tom estaba todo el rato tocando esa línea de bajo pero nuca iba a ningún lado, Jack le escuchó y le animó a expandir la línea." comenta Joey. La línea trazado por Tom sirve de introducción mientras Tyler y Perry con talkbox cantan por encima del bajo, para ir cogiendo un feroz ritmo, con una batalla final de guitarras. La letra de la canción escrita por Tyler hace una clara alusión a las altas tensiones existentes en el grupo, en especial con la entonces novia de Perry, Elisa. La frase talk about things nobody cares o wearing that things that nobody wears podría ser bastante delatadora. "Posiblemente me estaba alejando del grupo en esos momentos, yo no lo veía así, quizá Steven tuviera razón" escribía el principal implicado en su reciente libro. El éxito del sencillo sirvió a Columbia Records para volver a intentarlo con Dream On, y esta vez sí alcanzó el número 6, convirtiéndose en el single con mejor resultado del grupo durante toda la década de los setenta.




El siguiente single fue todavía mejor recibido, Walk This Way, himno del grupo, alcanzó el número 10. La música nace de la guitarra de Joe Perry en una prueba de sonido en Honolulu, mientras hacían de teloneros de The Guess Who: "Estábamos tocando varias cosas, de golpe Joey me pidió un sonido funky. Recuerdo que en esa época estaba obsesionado con la canción Hey Pocky A Way de The Meters, una gran banda de New Orleans. Me salió el tempo mientras Joey siguió el ritmo. Presentamos la música en New York pero Steven no conseguía una buena letra a la altura de la música. Las horas pasaban pero nada. Los chicos se fueron al cine a ver El Jovencito Frankestein, yo pasé porque ya la había visto. Cuando volvieron del cine todavía estaban riéndose e imitando a los personajes del film, en un momento Jack hizo una tremenda imitación de Marty Feldman diciendo walk this way al estilo hermanos Marx, Tom dijo que esa frase era un buen título para la canción, y de repente Steven cogió un bolígrafo y una libreta y desapareció." Esa misma noche escribió la letra en el hotel, sin embargo Steven tuvo varios contratiempos para poder llevarla al estudio, presentándose al día siguiente en el estudio sin nada, ante la incredulidad de sus compañeros. En el camino al estudio, el cantante se olvidó la letra en el taxi que lo llevó, "seguramente estaba colocado", excusa que el grupo no se creyó. Steven entonces cogió un reproductor con la cassette de la música y se subió al ático de los Record Plant para volver a trascribir el tema, subió con bolígrafo pero se había olvidado el papel, entonces optó por escribir la letra por las paredes e incluso continuó por las escaleras de emergencia. Una vez acabada, volvió a por una libreta y pasó la letra a papel. La canción habla sobre un adolescente perdiendo la virginidad, ("es la canción más sucia que he escuchado jamás en la radio", llegó a declarar David Johansen) cantado de una manera muy veloz, dando un enorme énfasis a la rima. La forma de cantar se cree que sirvió de inspiración al genero del rap. La canción empieza con un doble y medido tempo de Joey, seguido por el famoso riff de Perry, para seguidamente Tyler escupa un fuego muy veloz a través de la lírica.




Brad Whitford es una pieza fundamental en Aerosmith, todos los fans del grupo saben que es uno de los guitarras más infravalorados del classic rock. Relegado a un segundo plano por la enorme sombra que crea las figuras de Steven Tyler y Joe Perry, Brad parece contento con su papel desde el día cero de la vida del grupo. Sin embargo todos sabemos que no habría Aerosmith sin Brad Withford. Su firma se puede encontrar en autenticas joyas del grupo que sin embargo quedan relegadas únicamente a los die hard fans, en Get Your Wings ya había colaborado con la mística balada Seasons of Wither, pero ahora es cuando realmente imprime su estampa. Round And Round es la canción heavy de Toys, es una canción hipnótica con puñaladas de riff bien planificados y una melodía ensordecedora que directamente te atrapa. Hasta la fecha Aerosmith no habían sonado tan contundentes y heavy cómo en Round And Round. Posteriormente el rubio guitarra repetiría formula con Nobodys Fault, otra pieza maestra incluida en Rocks. Enorme el trabajo del guitarra también en Adams Apple, canción que podría ser un híbrido entre la crudeza de Toys y a delicada Uncle Salty, grandioso tratamiento de guitarras entre Whitford Perry con una tensa sección rítmica.


La elección del cover Big Ten Inch Record es la nota curiosa del disco, un boogie que interpretaba en los 50s el saxofonista Bull Moose Jackson, donde se aprecian todas las influencias de la música negra en Tyler. Este era un tema que interpretaba el padre del cantante con su banda de jazz y que influenció enormemente a un joven TallaricoCierra el trabajo la bella balada de rock You See Me Crying, canción a piano con arreglos de viento (idea de Jack Douglas). La canción continúa la línea trazada con Dream On, con ese punto de melancolía, y Steven haciendo maravillas con sus cuerdas vocales.

Toys In The Attic desde su puesta en mercado el 8 de Abril de 1975, es uno de los grandes discos de la historia del rock. No tiene fisuras, a lo largo de sus nueve cortes el plástico muestra el mejor momento de la formación de Boston, creando una colección de clásicos atemporales. En el mismo momento de su puesta en mercado, el disco alcanzó el puesto #11 del Billboard, 63 posiciones más que su antecesor, Get Your Wings. En 2003, la prestigiosa Rolling Stone colocó el trabajo en el puesto 229 dentro de los mejores 500 discos de la historia de la música. Lejos de cualquier estereotipo sobre lo que el público en general pueda pensar a día de hoy de Aerosmith, Toys In The Attic es una pieza fundamental para comprender la historia del rock desde 1975.



Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.