(RECORD) The Red Hot Chili Peppers - The Uplift Mojo Party Plan (1987)

Red hot chili peppers the Uplift Mojo Party Plan
Red Hot Chili Peppers vuelven a la primera página musical con su onceavo trabajo en estudio, a publicarse el próximo mes de Junio, suponiendo su primer disco en cinco años tras la publicación de I'm With You en 2011. Desde que empezó la segunda vida del grupo, allá por 1999 coincidiendo con el retorno a sus filas del guitarrista John Frusciante, el grupo se ha dejado querer por el éxito más masivo, alejándose por completo de sus sonidos más primitivos, por lo tanto cualquier tiempo de emoción previa queda totalmente disipada, sin ni siquiera haber escuchado cualquier canción de adelanto. Es una pena echar la mirada en el tiempo y ver en el grupo angelino aquella rara avis dentro del rock, era una banda diferente, especial, personal, no habían dos Red Hot Chili Peppers, ellos iban en paralelo a los sonidos que triunfaban. Su mezcla de rock con jazz, rap, funk, les convirtió en algo único, ninguna banda de su época sonaba cómo ellos - bueno un poco posterior Living Colour o Faith No More - su enorme tratamiento de las melodías dentro de un amplio abanico de sonidos punk, psicodélicos, metal o funky, les convertía en lo abanderados en un nuevo movimiento denominado funk rock. Con Blood Sugar Sex Magik el grupo vendió la friolera de 15 millones de copias, solamente superado por Californication en 1999, y de ahí se inició la segunda vida del grupo, caracterizada por un enorme alejamiento a los sonidos que caracterizaban al grupo en sus primeros pasos para abrazar sin piedad las puertas del éxito tal oso perezoso abraza sus ramas. El sonido alegre, rebelde y juvenil dio paso a un sonido tedioso, maduro y carente de chispa.

Cuando uno habla de Red Hot Chili Peppers uno siempre piensa en los hit singles - que son unos pocos - de Blood Sugar Sex Magik y Californication. Canciones cómo Under The Bridge, Scar Tissue, Otherside o Give it Away son asiduas en las emisoras de rock, pero siempre hay que mirar más allá para ver la auténtica riqueza del catálogo del grupo. Blood Sugar fue la entrada en el paraíso pero no se hubiera podido concebir sin los pasos previos del grupo, en especial los olvidados Mother's Milk (1989) y el hoy a reivindicar, The Uplift Mofo Party Plan, editado en 1987.



Año 1986. El mundo del rock vive dominado por el movimiento glam metal, Bon Jovi sigue colocando hit singles con su disco Slippery When Wet, Guns N Roses está a punto de publicar Apettite For Destruction, el heavy metal sigue reinando con Iron Maiden y Judas Priest a la cabeza, sin duda no se daba la tormenta perfecta para que Red Hot Chili Peppers pudieran asomar la cabeza. Su colorido sonido con una amplia paleta de estilos,no entraba en el juego de la MTV, que por aquellos días era quien manejaba los hilos de la industria musical. Los dos primeros esfuerzos del grupo no llegaron a nadie, a pesar de haber contado con George Clinton para la producción del segundo disco, Freaky Style, y de estar bajo la multinacional EMI. La poca estabilidad tampoco ayudó al seno del grupo, con entradas y salidas de miembros, incluido el cantante Kiedis, sumado a la fuerte adicción a la heroína que ya empezaba a hacer mella en el propio Kiedis y en el guitarra Hillel Slovak.

A pesar de todos los inconvenientes, el grupo entró a principios de 1986 en los estudios Capitol de L.A. para dar formar a su tercer trabajo, junto al guitarrista de P.I.L., Keith Levene, cómo productor, elegido expresamente por la banda debido a la enorme afición que compartía con los miembros del grupo: heroína. La enorme tensión entre el batería Cliff Martínez y el resto del grupo por la fuerte adicción a las drogas, se cobró el despido del batería, siendo sustituido por el batería original, Jack Irons. Con Irons de nuevo a bordo, los Red Hot Chili Peppers volvían a su formación original por primera vez desde 1983.




La grave adicción a la heroína sigue sembrando el caos en el grupo, en especial en Hillel y Anthony, quien perdió totalmente el interés musical durante la fase de pre producción del disco, durmiéndose en el estudio o directamente sin aparecer. Viendo el problemático cariz que estaba tomando la situación, el cantante abandonó temporalmente la nave para ingresar en un centro de rehabilitación durante veinte días. El cantante volvió con nueva estamina recuperando el entusiasmo por el grupo. En el viaje de vuelta a Los Ángeles, el cantante escribió la letra de Fight Like A Brave, en clara alusión a su lucha contra la adicción.

Durante la ausencia de Kiedis, el grupo decidió prescindir de la mala compañía de Keith Levene, siendo sustituido por el todavía aspirante a productor Michael Beinhorn, quien más tarde grabaría con Soundgarden, Aerosmith o Ozzy Osbourne, entre otros. Tan pronto cómo el productor se encontró con el grupo, este quedó sorprendido por la originalidad de la banda y su actitud anticonformista. Beinhorn arengó al grupo a salir de su zona de confort para ampliar sus registros sonoros, además el reingreso de Jack Irons aportó la química carente en los anteriores trabajos. El grupo disfrutó enormemente del proceso de grabación, es especial el guitarra Hillel, quien no paraba de ensayar y probar nuevos riffs. De esas improvisaciones, el guitarra sacó el melódico riff de Behind The Sun, un estilo totalmente novedoso hasta la fecha en los Chili Peppers.

El entusiasmo de Hillel contrarrestaba con la actitud de Kiedis, quien tras 50 días de sobriedad, no vio mejor opción de festejar semejan hito tomando droga de nuevo. Lo que en un principio sería algo puntual, se volvió de nuevo en un fuerte hábito, buscando cualquier excusa para salir del estudio para comprar drogas. Sin embargo el trabajo lírico da un paso adelante con respecto a los dos primeros disco, se nota la buena química entre ellos tras la vuelta del line up original. Las letras se enfocan básicamente sobre las la amistad con sus compañeros d grupo, sexo y las vivencias en Los Angeles. Por ejemplo Skinny Sweaty Man y No Chump Love Sucker están dedicadas a Slovak, la primera se una oda a la manera de bailar del guitarra estando colocado de cocaína y la segunda es una canción de venganza por la ruptura de su ex. Por otro lado Funky Crime trascribe una conversación en con George Clinton donde hablaban de que la música es ciega aunque los medios se empeñen segregarla. En Backwoods habla de la historia del rocknroll, mientras en Me And My Friends habla evidentemente sobre la amistad. En la autobiografía de Kiedis de 2005, hablaba de Love Trilogy cómo una de sus letras favoritas, donde habla del amor hacía las cosas que necesariamente no son perfectas.




A nivel musical, este tercer esfuerzo de los Peppers supone un enorme progreso, se nota una mejor composición, por no hablar de la producción, mejorando notablemente con respecto al enlatado sonido con respecto a anteriores entregas. Fight Like A Brave, tema inicial, ya es una buena muestra de ello, un tema de rock simple pero contagioso, con unos coros al puro estilo equipo de fútbol americano. Cambio de registro con Funky Crime, con un groove muy funk pero a la vez con mucha fuerza. La canción sería el embrión para futuros cortes más conocidos del grupo cómo If You Have To Ask o Funky Monks del Blood Sugar Sex Magik. Me And My Friends es de los pocos clásicos que han seguido sonando hasta día de hoy en las giras venideras del grupo, con un ritmo muy acelerado con una gran intro de bajo a cargo de Flea, y un Kiedis fraseando rimas a una velocidad de vértigo. Con una pronunciada linea de Flea y un ritmo muy funky, Backwoods resume el mejor sonido de los Peppers clásicos, canción vacilona pero potente, estribillo pegajoso, y un Kiedis volviendo hacer de las suyas durante el puente de la canción. Clásico.

Sigue el ritmo frenético con la anecdótica y breve Skinny Sweaty Man, que da paso a la ternura de Behind The Sun, un tema pausado, muy melódico, con unas preciosas armonías en el estribillo. Con este corte, los Peppers daban un nuevo paso adelante hacía la búsqueda de nuevos sonidos, saliendo totalmente airosos. Subterranean Homesick Blues es llevada al terreno galáctico de los Peppers, realizando una versión totalmente nueva del clásico de Dylan, con un ritmo más veloz y con dejes nuevamente del rap.




El sexo es un tema muy recurrente en las letras de un joven Kiedis, una buena muestra de ello se encuentra en Special Secret Song Inside, donde el estribillo deja fuera de toda duda la temática de la canción. El corte es una nueva muestra de la fusión de funk, rap y rock, con el estribillo adornado por unas féminas voces y un buen solo de Slovak. Nuevo estilo con No Chump Love Sucker, totalmente punk, con un Kiedis totalmente desvocado y con un estribillo muy aguerrido. Tremenda bajada de intensidad con un groove tranquilo en Walkin Down The Road, con un exquisito estribillo y un Kiedis aportando un registro muy cálido a lo largo de todo el tema. Love Trilogy es un funky con un tempo pausado que va in crescendo a medida que Flea va subiendo el ritmo, mientras Organic Anti Beat Box Band cierra de manera magistral el disco, con un contundente ritmo dando por cerrado el nuevo capítulo del grupo.



The Uplift Mojo Party Plan fue puesto en circulación en Septiembre de 1987, entrando en el 147 de los Billboard, significando la primera entrada en charts del grupo. Tras la publicación, los Peppers se lanzaron a la carretera a nivel mundial, creando una fiel base de fans, debido al enorme entusiasmo que mostraba el joven grupo en cada uno de sus recitales. Antes de partir a la carretera tanto Kiedis cómo Slovak pactaron de dejar las drogas a un lado para concentrarse en la música, aunque la adicción les hizo tener serios problemas de salud, principalmente en Slovak quien tuvo una enorme crisis nerviosa en mitad de la gira, teniendo que anular alguno de los compromisos. El último tramo por continente europeo prosiguió sin sobresaltos, aunque los problemas de Slovak con la heroína se habían convertido en un autentico problema para su salud. El guitarra, una vez finalizado el turno, se encerró en su apartamento de Los Ángeles y no volvió a salir con vida. La muerte de Slovak significó un duro golpe para el relativo éxito del grupo hasta la fecha, Anthony no soportó la presión y se refugió en México durante una temporada para desintoxicarse por completo mientras Jack Irons salió corriendo para unirse a Pearl Jam.

A pesar de los duros contratiempos, el grupo angelino volvió a recomponerse junto a John Frusciante y Chad Smith para crear una de las bandas más laureadas de la historia del rock, pero difícilmente podrían haber conseguido tal éxito sin la base establecida en The Uplift Mojo Party Plan.


Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.