Versionados por Aerosmith


Desde que existe el arte siempre ha habido la imperiosa necesidad de recordar o homenajear a los artistas antecesores. El arte de la música no ha ido en paralelo en esta tendencia y históricamente se han registrado canciones donde el interprete no es el responsable de la interpretación original. A pesar de que puedan verse cómo "una carencia de originalidad", es una práctica que siempre ha existido; en los inicios de la industria musical, era habitual que las compañías de discos editaran versiones de sus competidores. A mitad de los cincuenta, los padrinos del rock, mayoritariamente artistas de raza negra cómo Little Richard, vieron cómo voces blancas les copiaban sus temas - en este caso el cantante Pat Boone "robó" el célebre Tutti Frutti. De hecho el mayor icono del rock, el mísmísimo rey Elvis, forjó su leyenda con temas no originales cómo That's Allright Mama o Blue Moon of Kentucky,  temas que hicieron cómo suyos ya que ayudaron a crear el movimiento cultural más grande de la segunda mitad de siglo veinte, el rocknroll.

Las versiones son mayoritariamente aceptadas por el público, en muchos casos por una necesidad de reciclar la canción para llegar a una nueva audiencia o por otro lado por ser una manera de homenajear el trabajo del creador. Curiosamente, que una versión cope las listas de éxitos no implica necesariamente que el creador de la canción sea reconocido, todo lo contrario, la falta latente por explorar en una sociedad de consumo rápido, hace que la canción pase directamente a la creatividad del alumno.  La carrera en solitario de Joan Jett se vio beneficiada enormemente por esta ausencia de búsqueda por lo desconocido, su versión del I Love RocknRoll de The Arrows, le hizo enterrar hasta lo más hondo su anterior banda The Runaways para darse un festín con el éxito que jamás tuvo con su primera banda. Sin embargo, otros grandes ilustres, cómo Aerosmith, utilizaron el recurso de la cover de turno más para homenajear el legado de los padres del rock que para intentar llegar al amplio público, de hecho ninguna de sus revisiones fueron lanzadas cómo sencillo de promoción, y por suerte para todos, jamás tuvieron que arrepentirse.

Antes de firmar con cualquier compañía discográfica, Aerosmith se recorre el circuito de New Hampshire y Massachussets con su característico sonido de blues - rock, incluyendo cientos de versiones de artistas de la talla de The Yardbyrds, James Brown o Fleetwood Mac, entre otros. Tras presenciar un concierto del novel grupo en el mítico Max Kansas City de New York, el presidente de Columbia Records, Clive Davis, firma a Aerosmith y en Enero de 1973 publican su obra de debut, de homónimo título. El disco no consigue pasar del puesto 166, pero ya empiezan a forjar la leyenda con célebres canciones cómo Dream On o Mama Kin, básicas todavía en el cancionero del grupo. El grupo cierra el disco con el mayor éxito que tuvo jamás Rufus Thomas, Walkin The Dog, una versión más orientada a la guitarra y sin sección de viento, en definitiva, más hard rock que rythm blues.




El grupo vuelve al estudio tras el fiasco del primer disco, esta vez de la mano de su futuro guía espiritual, el productor Jack Douglas, para registrar Get Your Wings, lanzado en 1974. El grupo se sitúa en las radios con el primer sencillo, Same Old Song And Dance, y posteriormente con el cover Train Kept A Rollin, canción de jazz escrita en los cincuenta por Tiny Bradshaw y popularizada posteriormente por The Yardbyrds. No cabe decir que la versión de los de Boston, todo un baile de riffs entre Joe Perry y Brad Whitford, tiene más en común con los británicos que con el jazz de Bradshaw.



A la tercer fue la vencida, con Toys In The Attic de 1975, Aerosmith se convierte en la gallina de los huevo de oro, con ocho millones de copias despachadas solamente en USA. El disco contiene los hits singles Walk This Way y Sweet Emotion, además de varias favoritas del grupo para tocar en directo, cómo No More No More o la propia Toys In The Attic. A diferencia de entregas anteriores, el grupo registra Big Ten Inch Record fiel a la pieza original de Bullmoose Jackson, con sección de viento incluida.



Si con Toys In The Attic el grupo alcanzó las mieles del éxito, con su siguiente disco, Rocks de 1976, las sobrepasó. Al poco de ponerse a la venta, el disco alcanzó el estatus de platino, siendo citado por grandes músicos del rock, tales cómo Kurt Cobain, Slash o Kirk Hammet, cómo una de sus grandes influencias. Por suerte, el grupo empuña nueve canciones propias tan grandes, que no tienen la necesidad de revisionar ninguna canción ajena. 

El éxito es tan grande que el propio grupo no es capaz de soportar, cayendo en un espiral de excesos que evidentemente se resiente en la grabación de su siguiente disco, Draw The Line de 1977. El lamentable estado del grupo es tan grande que el propio Tyler reconocería años más tarde que no recordaba parte de la grabación del mismo. Pero a pesar de todo lo malo que se pueda decir, Draw The Line es otra excelente colección de canciones, Kings And Queens o Draw The Line son todavía interpretadas con regularidad por el grupo, además de contar con la primera pieza cantada íntegramente por Perry, la rabiosa Bright Light Fright. El plástico cierra con una energética versión del blues Milk Cow Blues, original de Kokomo Arnold, y habitual en las giras del grupo hasta que llegó los éxitos con GeffenEn mitad de gira, el grupo registró su famosa versión del Come Together de The Beatles, lanzada cómo single y convirtiéndose en su único Top-40 durante los siguientes 10 años.






Aprovechando el tirón comercial del grupo, Columbia Records lanza el doble directo de rigor, de nombre Live Bootleg, un modo de desacreditar la infinidad de discos piratas que del grupo que estaban llegando al mercado. El directo, documento básico del hard rock de los setenta, incluye una grabación del Aint Got You de Jimmy Reed y Mother Popcorn de James Brown, registrado durante la gira de clubs previa firma discográfica.

La gira de Draw The Line no hizo más que agigantar los problemas internos del grupo, que no desaparecieron cuando entraron en el estudio para grabar Night In The Ruts de 1979. Joe Perry se salió a mitad del proceso de grabación por sus inconciliables problemas con Tyler (sus partes de guitarra fueron registradas por Whitford, Richie Supa y Jimmy Crespo, quien se quedaría en el grupo), al igual que el productor Jack Douglas. El estado de salud del grupo es tan lamentable, que tuvieron que incluir hasta tres versiones para poder presentar un producto de larga duración. Sin embargo, el resultado final no se resiente, creando un disco notable con grandes momentos; el comienzo con la autobiográfica No Surprize es trepidante, al igual que el veloz ritmo con sección de viento incluida en Chiquita, mientras que Mia, es mejor que las últimas veinte baladas del grupo. Nunca un grupo en un estado tan disfuncional pudo salvar los platos de una manera tan brillante. Encima la cover Think About It de The Yardbyrds es una de las mejores entregas jamás registradas por el grupo, mientras Remember (Walking In the Sand) de las féminas Shangrilas y la jazzística Reefer Head Woman recrean ese ambiente tan melodramático que estaba viviendo Aerosmith







Tras girar con Jimmy Crespo en lugar de Joe Perry, Aerosmith entra en estudio con un Steven Tyler totalmente desbocado a los excesos de drogas, provocando la salida de Brad Whitford al poco de empezar la grabación. Su lugar es ocupado por Rick Dufay, quien pronto se convierte en el nuevo compañero de juego de Tyler. Rock In A Hard Place es publicado en 1982, de nuevo bajo la mirada de Jack Douglas, con la mayoría de canciones firmadas por el combo Tyler / Crespo. A pesar de todos los handicaps que pudo suponer un disco con la ausencia de las dos primeras espadas de Aerosmith, Perry y Whitford, el resultado volvió a ser bastante satisfactorio, con potentes cortes cómo Jailbait o Lightning Strikes, que sirvió de single, además de quedarse en los repertorios del grupo hasta la gira del Pump. La delicada y popular Cry Me A River, popularizada en los cincuenta por Jullie London, fue la elección cómo aportación externa.




En 1985 el grupo se reconcilia con Joe Perry y Brad Whitford y registran Done With Mirrors, un disco por debajo de las enormes expectativas creadas a raíz de la reunión del quinteto original. En líneas generales es un buen trabajo aunque peca de una sonido muy anclado en la época, pero cómo todo buen disco de Aerosmith, tiene buenos momentos, si no presten atención a las exquisitas baladas Reason A Dog o Darkness. A modo de curiosidad el disco se abre con una cover del Let The Music Do The Talkin, firmada por Joe Perry con su proyecto en solitario.




Las esperanzas por relanzar la carrera de Aerosmith tiene un nombre propio, el gurú musical John Kalodner, quien conduce el grupo hacia un sonido más acorde a la época y consigue enderezar al grupo hacia una segunda oportunidad. Con  Permanent Vacation, Aerosmith vuelve al trono del Olimpo del rock con hit singles cómo Dude Looks Like a Lady, Angel o Rag Doll. En este caso el grupo incluye I'm Down de The Beatles, que incluirían en los repertorios de la posterior gira. Aprovechando el nuevo tirón del grupo, en 1991 Columbia lanza la caja recopilatoria Pandora's Box, con una nueva versión del cuarteto de Liverpool, en este caso el contundente Helter Skelter.





Con Aerosmith de vuelta en la cresta de la ola, los chicos de Boston son llamados a participar en varias banda sonoras, aportando nuevas versiones cómo Rocking Pneumonia and the Boogie Woogie Flu, un rocknroll de Huey Smith para la B.S.O. de Less Than Zero, o Love Me Two Times de The Doors parar la película Air America.








El éxito del grupo de Pump, Get A Grip y Nine Lives mantiene a Aerosmith en la senda del éxito, sus propias canciones se traducen en éxito, omitiendo cualquier tipo de canción ajena hasta el año 2004, momento en que publican el esperado disco de versiones de blues. A pesar del material añejo incluido en Honkin On Bobo, el sonido es limpio y moderno, aportando el distintivo del grupo en los últimos tiempos. La elección de covers incluye las famosas revisiones de Baby Please Dont Go o Stop Messin Around, canciones que el grupo ya venía haciendo en directo, y otras más desconocidas cómo Shame Shame Shame, Back Back Train o I’m Ready. El resultado final mejora los esfuerzos discográficos previos aunque no premia las aspiraciones de los seguidores más puristas. Un año después, Aerosmith publica un excelente directo registrado en Las Vegas en 2002, incluyendo una extensa versión del Rattlesnake Shake de Fleetwood Mac.






Un largo paréntesis discográfico, exactamente de doce años, privó a los seguidores de Aerosmith de nueva música, no fue hasta 2012 cuando se decidieron registrar Music From Another Dimensión, su último trabajo hasta la fecha. El disco queda lejos de sus grandes trabajos, y los enormes altibajos hace que el resultado final sea de suficiente. Ninguna versión fue incluida (totalmente justificado tras 11 años desde Just Push Play), aunque grabaron una versión de The Temptations, Shakey Ground, publicada solamente en el mercado nipón. 


Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.