(CONCIERTO) Rockfest Barcelona 2016

A tan solo quince minutos del centro de Barcelona se ha asentado las bases para un festival, que viendo la infraestructura y asistencia del mismo, parece que ha nacido para quedarse. En una ciudad tan cosmopolita e indie cómo Barcelona, es todo un rara avis que un festival del índole del Rockfest se haya asentado en la capital catalana. Este 2016 se cumplía su tercera edición, y viendo las dimensiones, escenarios y facilidades para el público, Rockfest esta llamado a ser un referente dentro del circuito europeo de festivales.

El primer punto a favor que cuenta el festival y que dista de la mayoría de festivales del territorio, es la accesibilidad. El festival se encuentra a tan solo quince minutos de una gran ciudad cómo Barcelona, y su accesibilidad, tanto en automóvil propio o trasporte público, es altamente cómoda. Una vez dentro del recinto, las facilidades para los usuarios más que satisfactorios: infinidad de carpas para buscar sombra, un gran número de servicios (incluido grifos para poder asearse), mercadillo, infinidad de barras y una amplía oferta de gastronomía. Por último, lo más importante, dos grandes escenarios, una al lado del otro, facilitando al respetable el poder moverse de uno a otro sin perderse un ápice de lo que ocurre sobre las tablas.




El único pero, fue el sonido de algunos conciertos, algunos pecaron de un volumen excesivamente bajo, y otros fue bastante mejorable. En cuanto al cartel que conformaba esta tercera edición de Rockfest, si hay un patrón común en cada una de las bandas que conforman el cartel, ese es sin duda el metal: doom, death metal, trash metal, power metal, heavy metal, speed metal...un amplío abanico de formaciones veloces y contundentes. Pero por suerte para servidor, cómo si de un oasis se tratara, el festival contaba con una dosis del rock más clásico, concentrada en la edición dominical. No me excederé en las formaciones que no vi o que simplemente ignoré por no ser de mi gusto, así que por respeto a ello no comentará nada. Simplemente me limitaré a revisar los grupos que me hicieron desplazarme hasta Santa Coloma de Gramanet el pasado fin de semana: Iron Maiden, The Answer, Whitesnake, Anthrax, Thin Lizzy y Twisted Sister

Por inconvenientes laborales y falta de interés en la edición del viernes, no acudí a la jornada de estreno de Rockfest, empezando mi festival particular el sábado, el cual solo había un nombre cómo objetivo: IRON MAIDEN. La doncella de hierro se elevaba en lo más alto del cartel por derecho propio, su importancia dentro del Olimpo del heavy metal está fuera de cualquier tipo de duda. A diferencia de sus dos anteriores paradas en la ciudad Condal, en 2013 y 2014, el grupo británico ha girado en esta ocasión con motivo de un nuevo trabajo discográfico, el recomendable The Book Of Souls, y todos sabemos que pasa cuando Iron Maiden publican nuevo disco, que tiran de él para conformar sus repertorios. Quizá este fuera un handicap para los fans que solo buscan un concierto de greatest hits, pero poco importa, The Book Of Souls es suficientemente bueno cómo para perder la ocasión de no reivindicarlo en directo. Por otro lado, era una incógnita ver el estado vocal de Bruce Dickinson tras superar en 2015 un cáncer de lengua, pero dudas despejadas en el mismo momento que aparece en escena. Es una barbaridad lo de Dickinson, han pasado dos años desde que nos encontramos la última vez en el Palau Sant Jordi y parece que ha firmado un pacto con el mismísimo diablo: no para de correr, saltar, gritar, interactuar con el público, y canta, muy bien. Chapeau por Bruce. Ídem para el resto de miembros, Steve Harris sigue con la misma vitalidad que antaño, saltando y corriendo hasta el borde del escenario, mientras canta cada una de las canciones para sí mismo. Por contra los guitarras Dave Murray y Adrian Smith ponen la imagen clásica sobre las tablas mientras Janick da colorido con su habitual escenografía de juguetón. La escenografía del Book Of Souls Tour invoca al imperio maya con lianas, antorchas, decorados junglescos y e imagen de fondo del Chichén Itzá, y por supuesto el elevadizo por encima de Nicko McBrain, una estructura habitual de Maiden para que el bueno de Bruce escenifique a lo largo de todo el show.


iron maiden 2016 barcelona

La jornada del sábado concentró el mayor número de asistentes con unas 20.000 personas, que se concentraron con bastante antelación al inicio del show del grupo británico. Doctor Doctor de U.F.O. suena atronadora a través del P.A. y el fervor de la gente entra en ebullición, en breve el conjunto hará aparición. Tras un breve vídeo animado, un caldero en el punto más alto del escenario escupe humo blanco cual fumatta blanca con Dickinson haciendo aparición y abriendo el concierto con If Eternity Should Fail. Entraron ágiles y veloces aunque el bajo volumen inicial deslució un poco la entrada en escena del grupo. Por suerte el problema del volumen se solucionó con Speed of Light, segundo tema del concierto, siguiendo el orden del disco a presentar. Hasta seis canciones cayeron de The Book of Souls, todas perfectamente encajadas en el show y que no perecieron al lado de los clásicos. Children of The Damned fue la primera en llegar para éxtasis de los presentes, pero fue una pequeña dosis por que de nuevo retomaron el camino con Tears of A Clown, dedicada al fallecido actor Robbie Williams, y la épica The Red And the Black, uno de los mejores momentos del concierto.

The Tropper y Powerslave tuvieron su momento de delirio colectivo, incluyendo los gimmicks habituales de Dickinson, y volvieron a dar paso a los últimos coletazos de su última entrega con Death or Glory y The Book of Souls, donde hizo acto de presencia el eterno Eddie. Golpe de gong para dar comienzo a Halloweed Be Thy Name que sonó a gloria, mientras Fear of The Dark fue una de las más coreadas por el respetable. Con la batalla de guitarras en Iron Maiden se cierra el set principal, y vuelta al ruedo con The Number of The Beast. Tras un extenso speech de Dickinson sobre la desastrosa situación de horror que se vive a nivel global, sorprenden con Blood Brothers de Brand New World, aprovechando el mensaje cómo unión de la gente a través de la música. Y cierra el show Wasted Years, que sonó a la perfección. 

Cuando parecía que Iron Maiden no podía sorprender tras la avalancha de éxitos vividas con la revisión del Made in England de hace dos años, vuelven a vencer demostrando que no hay grupo que les mire de igual a igual. Evidentemente nada es eterno y los años no perdonan, pero están en un estado de forma inigualable por ninguno de sus contemporáneos. Larga vida IRON MAIDEN.

Viendo el difícil papel que tenía el resto de artistas que venían detrás de la doncella de hierro, decidimos descansar ya que la jornada dominical empezaba muy temprano y iba a ser un largo día bajo el sol de justicia de julio. THE ANSWER era nuestra primera cita obligatoria quienes hicieron acto de presencia a las 14:25 de la tarde. El grupo de Belfast está celebrando el décimo aniversario de su obra debut, fue por ello que su corto set solo se basará en canciones de ese disco, más un par de cortes que se incluirán en un próximo lanzamiento de nombre SOLAS. En ningún momento llegaron a conectar con la audiencia, se nota que su buen hacer es más propicio en pequeños clubs que en mega festivales. No fue ni de cerca su mejor carta de promoción, dudo que consiguieran aumentar la nómina de seguidores.

Una larga sobremesa nos llevaría hasta el ocaso del día, con la vuelta de ANTHRAX a los escenarios catalanes. El grupo de New York salió a matar con un repertorio cargado de clásicos y temas de nueva tinta de su trabajo For All Kings, cómo You Gotta Believe,que no sonaron nada mal. Destacar la ausencia de Charlie Benante, sustituido por John Dette. El ambiente festivo de Belladona, Ian y Bello se trasmite al público que celebran la música de Anthrax cómo si una fiesta se tratase. Caught in A Mosh, Got The Time, Madhouse o Indians, que cerró el concierto, dejaron un enorme sabor de boca al respetable.


anthrax barcelona 2016


Uno de los platos estrellas del día era la actual formación de Thin Lizzy, más cercano a una banda tributo con todo un all star de lujo. La calidad que atesora el grupo queda fuera de toda duda, con las nuevas incorporaciones de Tom Hamilton (Aerosmith) al bajo y Scott Travis (Judas Priest) a la batería, quienes complementan a Scott Gorham, Damon Johnson, Ricky Warwick y Darren Wharton. Acudir a este tipo de conciertos es obligatorio quitarse la nostalgia de la cabeza y acudir a celebrar el legado y la músico de un músico tan importante cómo Phil Lynnot. El concierto fue una celebración a la música del irlandés, tocada desde el respeto y la profesionalidad que se merece. Are You Ready, Jailbreak, la sopresa Killer On The Loose, Black Rose, Emerald, Massacre...imposible no emocionarse, además bien acompañado visualmente con la pantalla mostrando imágenes clásicas del grupo. Fue muy emotivo también ver a Dee Snider y Animal Mendoza en los laterales del escenario disfrutando cada canción como si les fuera la vida en ello. A nivel musical destacar por encima de todos a Damon Johnson, quien lleva toda la carga musical del grupo, además de no parar de interactuar con el respetable, quitándole presión a Scott Gorham. Mientras Tom Hamilton cumplió con su cometido mientras Ricky volvió a demostrar sus buenas tablas. No sé con que propósito o formación seguirán girando en un futuro, pero he de decir que estos Thin Lizzy 2016 me han gustado, y mucho.


thin lizzy 2016


Acabados los irlandeses, era turno para David Coverdale y su actual formación de Whitesnake. El cantante británico había anunciado antes de la gira que esta sería su despedida, y viendo el actual cariz que ha tomado el asunto creo que es la decisión más correcta. Lo siento, no tengo nada positivo a comentar del concierto de Whitesnake, ya en 2013 con Def Leppard la cosa no funcionaba, pero tres años después la cosa no ha mejorado en absoluto. Para empezar el estado vocal de Coverdale, lo siento, es desagradable escuchar su rota voz intentando elevarse a la máxima potencia, y encima la metalizada versión de sus canciones no le ayuda en absoluto. ¿No sería más cómodo que el sonido volviera al blues rock de sus inicios donde poder adaptar mejor su voz? El caso del cantante británico me recuerda enormemente a Paul Stanley, dos voces privilegiadas a quienes se les han apagado las cuerdas vocales sin vuelta atrás. El repertorio poco importa viendo la sonoridad que salía del escenario, fue simplemente curioso escuchar Slow & Easy y Slide It In, suspenso en toda regla.

Aunque suene raro, TWISTED SISTER repetía presencia en el festival barcelonés por tercera edición consecutiva, pero todo tenía sentido, el grupo se despide este año de los escenarios y era una buena excusa para volver a contar con ellos. El grupo de New York ha titulado la gira Forty Years And Fuck It y con ella han traído llamaradas de fuego, pirotecnia y un gran logo con explosiones. Mientras muchos grupos siguen arrastrándose, Twisted Sister se despiden estando en una forma envidiable, con un Dee que no para de correr a lo largo de todo el concierto. El show fue una celebración a su legado, cargado de hits que hicieron las delicias del respetable. Debido al corto espacio de tiempo que contaba el grupo, Dee Snider no alargó en exceso los discursos entre canción y canción, haciendo que la intensidad del concierto no decayera. El único pero fue el mal sonido al principio con What you Dont Know y The Kids Are Back, pero la dinámica del show hizo que el público se lo pasara de lo lindo. Emotivos recuerdos a los caídos este año, en especial a Lemmy, Jimmy Vain y por supuesto a AJ PERO, y dejando claro en todo momento que el grupo no hará un Kiss, un Scorpions o un Judas Priest, su despedida es real. El final dedicado a sus sick motherfuckers con SMF fue sumamente emotivo.

El festival se despedía en esta tercera edición con SLAYER, pero las altas horas siendo domingo y el cansancio acumulado hicieron que uno se retirara a descansar cual soldado tras la batalla. Seguiremos atentamente los pasos de ROCKFEST para 2017, esperemos que sigan la linea marcada y se asiente dentro del circuito europeo. 




Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.