Bon Jovi en el nuevo milenio: selección personal.



Bon Jovi vuelve con nuevo trabajo, su número doce y por primera vez en 32 años el guitarrista Richie Sambora no ha participado en él. No ha sido un camino de rosas para el grupo de New Jersey desde que el guitarra empezara con sus propios demonios personales allá por 2006, con entradas y salidas de centros de rehabilitación. Desde ese momento, la presencia del guitarra se fue difuminando progresivamente hasta el punto que grabó un disco a regañadientes (What About Now de 2013) y fue obligado a girar con la banda, teniendo forzosamente que acortar sus compromisos de promoción de su tercer disco en solitario, Aftermath of A Lowdown.

Pero a pesar de los problemas latentes entre Richie Sambora y el resto de la organización, el camino de grupo desde que empezará su tercera vida en 2000 ha sido un camino lleno de éxitos, colocando varios hit singles, despachando un respetable número de copias de cada uno de sus discos alguno de ellos con varios ceros a la derecha, gira multitudinarias alrededor de todo el globo y varias certificaciones de prestigio, incluida una nominación en 2011 a entrar en el Rock n Roll Hall of Fame

Sin embargo, cantidad no es sinónimo de calidad, mucha de la música enlatada por el grupos desde el lanzamiento de Crush en 2000 queda lejos de los himnos generacionales creados en sus primeros pasos. Es evidente que un músico tiene la obligación de madurar y enriquecer su paleta musical a lo largo de los años, pero la degradación del sonido de los de New Jersey ha sido exponencialmente vertiginosa. Si bien aguantaron el tipo de manera digna con Crush, y especialmente con Bounce, el grupo entró en una espiral por adecuarse a los sonidos del momento olvidándose por completo de sus raíces, de su Southside Johnny querido, de sus road songs amadas, del rockero trabajador, en definitiva, de sus propias creencias musicales. Lost Highways fue para muchos un paso adelante del grupo, un nuevo proyecto para abrirse a nuevos sonidos, no nos equivoquemos, para abrirse a un mercado que en USA goza desde hace bastante tiempo de muy buena salud: el country pop. Desde entonces, todo lo que ha grabado el grupo tiene reminiscencias de ese índole, olvidándose por completo de su seguidor más "hardcore". A pesar de todo, siempre hay dos maneras de mirar el vaso, o semi vació o semi lleno, en mi caso siempre me gusta ser optimista, por ello, en una etapa tan criticada cómo despreciada por la gran mayoría de críticos, siempre hay cosas que se pueden salvar de la quema, es aquí una pequeña selección personal que considero que puede entrar en lo mejor grabado por Bon Jovi en los últimos 15 años.


One Wild Night (Crush, 2000)
Tras cinco años de silencio desde These Days, Bon Jovi volvía al ruedo con un nuevo disco, de nombre Crush, del cual sus protagonistas llegaron a declarar que el sonido era un cruce de Slippery When Wet y New Jersey. Por desgracia el resultado final distó en exceso de los grandes clásicos del grupo, aunque el espíritu festivo el cual invocaban se puede encontrar en canciones cómo Its My Life o la presente One Wild Night. El tema en cuestión es un rocknroll sin pretensiones, festivo, con unos coros muy marcados, que sirvió para dar nombre al primer disco en directo en la historia del grupo y su consiguiente gira. Una gran canción de directo que lamentablemente no ha vuelto a sonar desde 2001, salvo en una ocasión en Bélgica durante la gira de Lost Highways.




Next 100 Years (Crush, 2000)
La beatleniana Next 100 Years es de lo más destacable del justito Crush. Tema de larga duración muy pausado y melódico en gran parte de su larga duración, hasta llegar a la explosión final con un enorme solo de Richie Sambora, embellecido por unos arreglos de cuerda, con la ayuda de Sir George Martin. Melódicos y duros, lo mejor de ambos mundos Bon Jovi en una sola canción.




Undivided (Bounce, 2002)
En su lanzamiento de 2002, Bounce, Bon Jovi quiso dejar latente la rabia y frustración por el atentado que sufrió la ciudad de New York en 2001. Lejos de hacer un disco cargado de tintes emocionales y dramáticos, el grupo de New Jersey endureció el sonido dejando enormes canciones cómo la inicial Undivided, con una música muy metálica y Jon rasgando la voz hasta límites insospechados. Su aportación a los directos del grupo desapareció tras la gira de Bounce, salvo una única aparición durante la gira de WAN en Milán.




The Distance (Bounce, 2002)
El grupo de New Jersey siempre ha sacado a relucir la vena épica con grandes estribillos con mucha fuerza, véase Blood on Blood o These Days. The Distance entraría dentro de este apartado sin duda alguna, aquí  nos encontramos un enorme tratamiento vocal, con guitarras muy duras y arreglos de cuerda a lo Led Zeppelin. Totalmente olvidada por Bon Jovi desde 2003, ha sido Richie Sambora en sus recientes giras en solitario quien la ha vuelto a interpretar en directo.




I Want To Be Loved (Have A Nice Day, 2005)
En Have A Nice Day el grupo suaviza la sobredosis de músculo mostrada en Bounce derivando hacía un rock-pop más comestible, propio de grupos que triunfan en la época cómo Nickelback. El resultado en conjunto es un poco irregular, salvado por cortes cómo I Want To Be Loved, con un sonido oscuro y pesado, y un estribillo donde Jon grita en plena desesperación por ser amado. Para darle un toque más siniestro si cabe, Sambora saca a el talkbox. Una joya que por desgracia tuvo muy poca rotación en directo.




Last Man Standing (Have A Nice Day, 2005)
Escrita y grabada originalmente en acústico para el experimento This Left Feels Right, el grupo siente que el tema tiene suficiente potencial cómo para dejarla en el olvido. En esta ocasión le dan una vuelta de 360 grados, Sambora introduce un riff muy acelerado y el tema se convierte en uno de los mejores momentos del grupo en la última década. El tema en cuestión sirvió de apertura para todo el Have A Nice Day Tour aunque cayó en el olvido absoluto en giras posteriores.




Whole Lot Of Leaving (Lost Highways, 2007)
En Lost Highways el grupo se mudó a Nashville donde supuestamente el aroma country de la ciudad impregnó a los músicos para la grabación de este trabajo, sin embargo el resultado final suda a comercial por todos sus poros. La colección de canciones es tediosa y aburrida, salvando de la quema a Whole Lot of Leavin, un medio tiempo de carretera,  con una bonita melodía subiendo la aceleración en el estribillo. El tema en cuestión es una dedicatoria del propio Jon a Sambora, quien no estaba pasando por sus mejores momentos, tras vivir un divorcio y la muerte de su padre. El tema va sonando regularmente a lo largo de las siguientes giras del grupo.




Thorn In My Side (The Circle, 2009)
Bon Jovi se olvida de Nashville para volver al rock más directo, sin embargo The Circle no consigue satisfacer los gustos de todos. El grupo deriva entre temas country pop al rock más comercial, más propio de formaciones cómo U2 o Coldplay, con algún arreglo que sonrojaría a sus fans más old school. Thorn In My Side destaca por su ritmo acelerado, con una gran solo de Sambora (de los pocos que se incluyen a lo largo de todo el trabajo) y un estribillo super adictivo.  En directo se convirtió en unos de los momentos de la noche donde alargaban el tema en una jam interminable.




That’s What The Water Made Me (What About Now, 2013)
En un disco tan desastroso cómo What About Now, el mínimo toque de calidad destaca con facilidad. Este es el caso de That's What The Water Made Me, que sin estar cerca de los grandes himnos del grupo, es una canción con mucha fuerza, con una excelente melodía y un trabajo vocal perfecto. Es de los pocos cortes del disco en cuestión donde se nota la aportación de Richie Sambora, tanto en coros cómo en el solo, del resto de disco se duda enormemente de su participación. Esta pieza fue la elegida para abrir los conciertos de estadio del correspondiente tour de WAN, sin tener la potencia cómo Lay Your Hands On Me o Raise Your Hands, el resultado fue bastante convincente. Seguro que será una de las canciones que seguirá sonando en futuras giras.




I'm your Man (Burning Bridges, 2015)
El amor al sonido de New Jersey por parte de Jon está fuera de toda duda, nunca ha dudado en citar a Southside Johnny o Bruce Springteen cómo sus máximas influencias, a pesar de que el sonido de su música dista en demasía con sus referentes. Sin embargo en I'm Your Man, Jon Bon Jovi muestra su faceta más festiva con un corte directo, bailable, al más puro estilo rocknroll de carretera. Quizá fuera un acierto que el grupo derivara más a este estilo de cara a nuevos proyectos, ya que, cómo el propio Jon ha apuntado, ya no tienen nada que demostrar.












Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.