(RECORD) - Bon Jovi - This House Is Not For Sale (2016)

bon jovi this house is not for sale


No han sido buenos tiempos para Bon Jovi desde la espantada de Richie Sambora en mitad de gira de What About Now, en primavera de 2013. La indeseada salida del guitarra obligó al grupo a reclutar de nuevo a Phil X para poder finalizar los compromisos de la gira mundial en la cual estaban inmersos, cuyo último tramo no finalizó Tico Torres por enfermedad. La gira en sí fue un nuevo éxito de público sin embargo se vio a un grupo muy mermado, tanto en escena, donde Jon tuvo que llevar todo el peso de los shows, y por supuesto, musicalmente, donde la calidez y feeling de Sambora se desvaneció a cambio de un guitarra más veloz y menos técnico. 

Si los problemas de Jon no fueran suficiente con la ausencia de su fiel escudero, en  verano de 2015 el líder decide entregar un póstumo y extraño disco con Mercury Records, de nombre Burning Bridges, el cual no fue ni promocionado. Sin embargo la ruptura con la compañía de toda la vida de Bon Jovi fue breve ya que al poco la banda anunciaba la rubrica del nuevo contrato a la vez que preparaban su nuevo y primer disco sin Richie Sambora

Con el guitarra fuera del seno del grupo, las labores a las seis cuerdas caen a priori sobre Phil X, cuyo bagaje en estudio cuenta con colaboraciones con Alice Cooper, Tommy Lee o los canadienses Triumph. Para sorpresa de todos, se descubre a posteriori que la mayoría de solos han sido grabados por el productor John Shanks, a quien reclutan cómo guitarra para el tour de presentación del nuevo disco. El propio Shanks co escribe casi la totalidad del disco junto a Jon y Billy Falcon, viejo amigo y colaborador de la banda desde Crush.

Después de varios meses de grabación en los legendarios estudios Power Station y Electric Lady de New York, This House Is Not For Sale sale a la venta el 4 de noviembre de 2016. Dos meses antes, ya se había puesto en circulación el single de adelanto, de mismo nombre que el disco, el cual presagiaba buenas sensaciones de cara al resto del trabajo, sin embargo, el disco tiene demasiados peros para que hablar de un disco redondo, ni siquiera de notable. El problema principal es el sonido del mismo, un sonido pseudo moderno, dándole mucha importancia a la rítmica y teclados y alejando del canal principal a las guitarras. Casualmente, es un problema que se viene repitiendo desde Have A Nice Day, disco de inicio de la asociación con el productor John Shanks. Si bien en discos recientes se notaba la aportación de Sambora, aquí el trabajo de las seis cuerdas es de suspenso, los solos son muy limitados y en algunas canciones inexistentes. Realmente es una pena porque a nivel compositivo hay una clara mejoría con respecto a los últimos discos del grupo.

This House Is Not For Sale abre el disco de una manera muy prometedora, con un ritmo muy marcado, con un mensaje positivo y un estribillo de estadio marca de la casa. Lástima el solo, corto y poco original, basado en el de Have a Nice Day. Living with the ghost tiene el problema de las mayoría del disco, el ritmo marcado por la base rítmica, con demasiados arreglos, dejando en el olvido las seis cuerdas, por contra el ritmo es rápido y el estribillo está logrado. Mismo problema para Knockout, una canción muy agresiva con Tico marcando el ritmo, pero que le sobran toneladas de capas al sonido.



Primera balada del plástico con Labor of Love, con una voz muy sensual casi susurrando al estilo de Chris Isaak en Wicked Games. El trio Born Again Tomorrow, New Years Day y Rollercoaster son demasiado rock-pop moderno, siguen la estela de lo comentado anteriormente, la producción es sonrojante, demasiados arreglos con las guitarras en segundo plano, se salvan por unos estribillos decentes. Por fin se afilan las guitarras en The Devils In The Temple, con un riff muy marcado y Jon desgarrando la voz cómo si le fuera la vida por la garganta.



Se rebajan pulsaciones con la acústica Scars On This Guitar, para volver a remontar con God Bless This Mess, casi la mejor canción del disco, un rock a la americana en la línea Tom Petty o Bruce Springsteen, con un estribillo muy pronunciando y una melodía muy marcada. Cierra el disco dos canciones semi country, una más movida cómo es Reunion y Come Up To Our House, con tintes más melancólicos.



En líneas generales, mejora la propuesta de Bon Jovi desde Have A Nice Day, cual es una grata noticia viendo las vaivenes del grupo en los últimos años. Por desgracia, el sonido del disco resta bastante los méritos compositivos, con demasiado protagonismo a arreglos sonoros que no acaban de cuajar en una banda de rock. Sin duda, el amplificar las guitarras a un mayor volumen sería un gran acierto para futuros pasos del grupo ya que los estribillos de estadio siguen saliendo con naturalidad.



Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.