(RECORD) Mötley Crüe - The End (2016)


Mötley Crüe ya son historia. El 31 de Diciembre de 2015 se fija la hora del epitafio de los chicos malos del rocknroll tras año y medio de gira de despedida, de nombre The End y cuyo espectáculo han llevado por los escenarios más importantes del planeta. Lejos de tanta supuesta giras de despedidas, el siempre brillante Nikki Sixx fue un paso más allá firmando ante notario que los cuatro miembros de Mötley Crüe no volverían a pisar un escenario cómo tal. Chapeau. Igualmente viendo los últimos pasos del grupo dudo que sean muchos los que se lleven las manos a la cabeza por su adiós. 

Desde su espectacular gira de reunión de 2005, Carnival of Sins, y un aprobado por los pelos disco de estudio, Saints of Los Angeles, el combo californiano ha vivido de rentas con giras impropias de su leyenda, el público español lo sufrió en Kobetasonik, con un concierto corto, desganado y falto de conexión entre sus miembros. Quizá este haya sido el problema principal en los últimos años, tal y como explica el tour manager en el film: "Estos chicos van en cuatro direcciones opuestas, viaja cada uno en su bus independiente, la mayoría del tiempo duermen en cuatro hoteles diferentes...algunos días se aman, otros no...la mayoría de días no lo hacen." A día de hoy no es ninguna sorpresa pero quizá sorprende que las declaraciones vengan desde el mismo seno de la banda, siendo más deprimente si cabe escuchar a Nikki Sixx afirmar que, "no somos enemigos pero tampoco amigos, quizá no nos veamos nunca más salvo en los entierros". Por supuesto Tommy Lee tampoco se esconde para afirmar que no puede seguir tocando las mismas canciones cada noche, demostrando una vez su intención de olvidarse de los Crüe para siempre. Si a estos añadimos el frágil estado de salud de Mick Mars y la nula capacidad vocal del Vince Neil actual, quizá entendemos que la despedida no es ningún disparate.



The End - Live in Los Angeles es el documento del concierto final que cierra el círculo, en la misma ciudad que los vio nacer en 1981. El documento muestra el estado de la banda de los últimos años, con un repertorio de grandes éxitos, salvo un par de excepciones (Louder Than HellSmoking In The Boys Room), con infinidad de fallos (el inicio de Primal Scream es de juzgado de guardia), coros pregrabados y un Vince Neil que hace lo que puede (habla, esquiva o cambia la letra o la melodía según puede). Sin duda mucho mejor la entrega audiovisual, donde los errores son salvados por infinidad de llamaradas de fuego, montaña rusa y unas sexys coristas.

Este último grito al diablo de Mötley Crüe es el documento de los últimos pasos del grupo pero no hace justicia al enorme legado que la banda de Los Angeles atesora, más recomendable pinchar el imprescindible Live: Entertainment or Death, cuando todavía eran amigos y tenían ganas de comerse el mundo. Aun Wiedersehen Crüe.

Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.