(RECORD) Junkyard - High Water (2017)



Es cierto que Junkyard ha vivido en el umbral del más allá desde su gestación, la banda comandada por David Roach estaba destinada a morir joven. Nacida en las calles del Sunset Strip bullicioso de finales de los ochenta, Junkyard registró dos enormes discos de blues-punk-rock bajo el parapeto del sello estrella de las grandes formaciones del hard rock, Geffen Records. Sin embargo su luz se apagó de manera abrupta, provocando un largo y desolado camino hasta el 2000, cuando el grupo se reactivó a nivel de directo.

High Water cumple a la perfección su cometido, su estilo sigue siendo un rara avis dentro de sus compañeros de generación; A pesar de estar varias décadas en hiatus creativo, Junkyard sigue dominando de manera magistral la crudeza del punk con el pop country.
Walk Away da la bienvenida con un sonoro puñetazo en la mesa, ritmo veloz y directo con un David Roach que ya da muestras de su buen hacer al frente. Riff adictivo ala AC/DC que nos devuelve al sonido de su disco homónimo de 1989 en Faded, y un estribillo de aquellos que te atrapan a la primera. Un tempo más denso en Cut From The Same Cloth para llegar al country de carretera en Styrofoam Cup, con bellos riffs y la voz de Roach que sigue dominando los registros que se le presentan, ya sean más melódicos o netamente punk.

Retoman el rock más melódico en Hellbound, con un ritmo primitivo pero adictivo, en sintonía con los AC/DC de Bon Scott. La energética W.F.L.W.F es de lo mejor de todo el disco, un pedazo de dinamita de tres minutos donde Roach escupe con toda su rabia.: We Fuck We Fight, yeah we break everything in sight. Los sonidos sureños se apoderan en Dont Give A Damn, mientras un tempo más oscuro eclipsa Hell or High Water, con un bello estribillo pero sin caer en la pomposidad. Una delicia.

El boggie Wallet es una canción divertida, muy rápida pero con tintes sureños, sin duda será una habitual en sus directos. La introspectiva Til The Wheels Fall Off retoma la pausa, con un tono muy dramático, y cómo colofón Kindness To The Dead, donde dan el último do de pecho con un artefacto explosivo lleno de hard rock mayúsculo.

Han pasado 26 años para tener nueva música de Junkyard, pero poco ha cambiado desde la publicación de Sixes, Sevens and Nines en 1991, quizá una producción más pulida, pero si conoces a la banda, sabes que este disco te va a acompañar durante una larga temporada. De los mejores discos de hard rock de la presente década junto al nuevo de Black Star Riders, sin exagerar.
Share on Google Plus

About Toni Martos

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.