About

Desde siempre mi casa ha sonado la música del Diablo, el rocknroll ha estado presente en mi vida desde el día cero de mi existencia. La culpa es de mi padre, quien cedió el testigo a mi hermano mayor quien lo llevó a la máxima expresión: coleccionismo, conciertos, periodista de música y, como no, músico, al igual que mi padre. El es el auténtico rocker de la familia. Mi caso es diferente, yo soy cómo mestizo. Nunca he demostrado habilidad alguna para coger un instrumento, ni llevo la filosofía del rockera al 100% cómo estilo de vida, pero el rocknroll me influye las 24 horas de vida, ya sea una canción, un concierto o seguir las novedades de mis artistas predilectos.

Mi primer recuerdo musical fue sin duda en la antigua casa de mis padres, donde mi hermano, principalmente, ponía banda sonora a la familia con nuestro viejo giradiscos. Kiss, Alice Cooper, W.A.S.P., Baron Rojo, y un largo etc de grupos sonaban de manera incesante en casa. Las paredes de nuestra habitación estaban decoradas de posters de los músicos que ponían voz a nuestra infancia. Un 13 de junio de 1995, con doce años, asistí a mí primer concierto de rock: Ugly Kid Joe, The Pretenders, Van Halen y Bon Jovi. Sin duda una noche que nunca olvidaré, y de ahí infinidad de conciertos a lo largo de todo el planeta: Kiss, Aerosmith, AC/DC, Chuck Berry, Tesla, Queen, Velvet Revolver, Audioslave, Bad Company, Foo Fighters, Buckcherry, Journey, Mötley Crüe, Paul Mccartney, Mr. Big, This Lizzy, Rival Sons, The Answer, Twisted Sister, Anthrax, Ozzy Osbourne, Whitesnake, Def Leppard, Red Hot Chili Peppers, Ace Frehley, Wolfmother, New York Dolls, Great White, L.A. Guns, Jane's Addiction, Iron Maiden, The Cult, Cheap Trick, The Replacements, Junkyard, Robert Plant, King's X, Bryan Adams, Blind Melon, Alice In Chains, Ratt, Soundgarden, Pearl Jam, Southside Johnny, The Stooges, The Black Crowes, y así infinidad de noches mágicas en Barcelona, New York, Toronto, Londres o París.

El motivo de empezar este blog no fue otro que dar a conocer mis gustos y compartirlas en la red, no tengo ninguna intención de que nadie me siga o hacer escuela. El título del blog es un claro homenaje a una película kitsch que ví hasta la saciedad de pequeño, de nombre MUERTE A 33 REVOLUCIONES, donde un rockstar resucitaba la noche de Halloween para saldar deudas pendientes. Sin embargo mi única intención es publicar  sobre discos, películas, series o conciertos que me apetece, sin ninguna intención ni orden al respecto. Espero que lo paséis tan bien leyendo cómo yo escribiendo. Welcome to the show.